Estudiantes: “Las escuelas son las principales instituciones encargadas de la reproducción de las lógicas patriarcales”

Estudiantes de base movilizados del Ciclo 4 analizaron el momento que vive la el Liceo Manuel de Salas, respecto al movimiento feminista y por una educación no sexista.

La Dirección del Liceo Experimental Manuel de Salas y la Unidad de Comunicaciones invitaron a los estamentos liceanos, a través de sus representantes, a reflexionar sobre movilización estudiantil que puso en evidencia la necesidad de migrar hacia una educación no sexista y con enfoque de género en el LMS, y cuáles son los deberes y aportes que cada frente puede hacer.

A continuación, en representación del estudiantado, les presentamos el análisis enviado por los y las estudiantes de base del Ciclo 4.  


Hace unos meses, nos tuvimos que enfrentar a una problemática que hizo imposible hacer oídos sordos a las situaciones que se vivían (y se viven) dentro de las instituciones educativas, con respecto a la violencia de género ejercida y reproducida sistemáticamente -y en todos sus ámbitos- por el sistema educativo chileno.

Una situación que se vive de manera transversal en nuestra cotidianidad. Entendemos que son las escuelas en donde nosotres nos formamos y comenzamos nuestros primeros procesos de socialización e interacción con les demás actores, y que además, es una de las principales instituciones encargadas de la reproducción de estas lógicas patriarcales.

Es por esto, que entendemos que si hoy vivimos en un contexto que constantemente violenta -y no tan solo física o psicológicamente, sino que una violencia sistemática cotidiana que se hace transversal en todas sus expresiones- a mujeres, lesbianas, gays, trans, etc. Esto, porque desde que somos pequeñes se nos enseña que aquello es algo natural y/o normal de nuestra sociedad.

Durante la semana en que aparecen en la palestra pública diversos casos de violencia sexual, ocurridos no tan solo en Chile, es que dentro de las Universidades se toma la decisión de ocupar sus establecimientos, dado a que las situaciones de acoso y abuso hacia las compañeras no daban para más, pero por sobre todo era la nula respuesta de las autoridades.

El Liceo no estaba exento de esta problemática (ni ninguna institución), y es por esto que surgió la necesidad de tomarse un espacio en donde se estableciera como prioridad el cambio de esta lógica. No nos seguiremos remitiendo a hablar del medio (porque de eso ya tuvimos bastante), pero sí de lo que hicimos, lo que escribimos, lo que empezamos, porque esto está recién comenzando.

Este es el inicio de un largo camino, de un proceso extenso que traerá consigo los frutos de una comunidad que hoy en día se puso a disposición real de avanzar en una educación construida por todes. No podemos olvidar que es la comunidad, y tan solo ella, con esfuerzo, perseverancia y organización, quienes avanzarán y llegarán hacia una educación no tan solo NO sexista, sino que también feminista.