Hacia una educación no sexista y con enfoque de género en el Liceo Manuel de Salas

Haciendo honor a la historia del LMS, los y las estudiantes del Ciclo 4 instaron a la Comunidad a generar un cambio profundo en la temática. Hoy, iniciado el proceso, soñamos con ser el primer Liceo con educación no sexista del país.


“Si se quiere intentar ver claro en el problema, hay que abandonar esos caminos trillados; hay que rechazar las vagas sensaciones de superioridad, inferioridad o igualdad que han alterados las discusiones, y empezar de nuevo.” Simone de Beauvoir


“¡Ni una menos!” gritaron las mujeres de Latinoamérica el 2017, a raíz de la violación y asesinato de una joven argentina. Un caso que por su brutalidad dejó expuesta la violencia de género que nace de los patrones de dominación patriarcal instaurados tanto en nuestra vida privada, como en la pública. La campaña #NiUnaMenos fue uno de los detonantes de la nueva Ola Feminista que se vive hoy, que tomó mayor fuerza en Chile el 2017, con la primera toma feminista en la Facultad de Humanidades de la Universidad Austral de Valdivia, donde las estudiantes exigieron visibilizar y abordar los casos de acoso y abuso que ocurren en la institución, y la multitudinaria marcha del 8M.

Luego, casi 50 instituciones universitarias y secundarias se movilizaron en tomas y paros, académicas se manifestaron en respaldo de las estudiantes, los medios de comunicación comenzaron a hablar de feminismo y disidencias sexuales, e incluso el gobierno reaccionó generando y difundiendo en cadena nacional la -cuestionada- “Agenda Mujer”. En ese contexto, el Liceo Manuel de Salas, donde se vive y educa buscando potenciar el espíritu “crítico, reflexivo y creativo”, que “aspira a una sociedad cada vez más justa e igualitaria”, que se configura y construye desde la democracia participativa de sus miembros, y que considera la educación no sexista como “como una necesidad primordial”, no podía estar exento. *

El primer colegio mixto de Chile, que tuvo como fundadoras a las intelectuales feministas de la época, las Profesoras Irma Salas y Amanda Labarca, fue tomado por sus estudiantes. El lunes 28 de mayo en la madrugada, ingresaron a las instalaciones del LMS para sumarse al “Mayo Feminista” y redactar su petitorio.

Antes de aplicar la medida de presión, desde el 2016, los y las estudiantes del Ciclo 4 habían planteado la necesidad migrar hacia una educación no sexista y libre de violencia de género. La institución comenzó a establecer acciones comunitarias para abordar los casos de acoso e incluir el enfoque de género desde la pedagogía. Entre las más destacables, está la creación de la Unidad de Género y Sexualidades (UGESEX), la capacitación de un grupo estratégico de docentes y el desarrollo del Protocolo de acción ante el acoso sexual en el LMS por parte de las estudiantes y ratificado por la Comunidad en noviembre de 2017.

“Habíamos comprendido, desde nuestro rol pedagógico y espacio íntimo, que era importante generar un cambio por los y las estudiantes y por nosotras como mujeres que vivimos en un sistema que nos agrede. Pudimos entender, cuestionar, criticar y finalmente rechazar”, señala la Directora (s) de Liceo, Sylvia Bravo.

Sin embargo, para el estamento estudiantil las acciones no fueron suficientes. El cambio debía ser radical.

“Implementamos muchos cambios, sin embargo las demandan apuntaban a un cambio estructural. Tuvimos que comprender que el compromiso debía ser más profundo y que era el momento de ser el Liceo Manuel de Salas, al que le corresponde innovar y atender a los cambios sociales, y migrar a la educación no sexista y con enfoque de género”, agregó la Directora (s).

“Las problemáticas debían ser abordadas más allá de las salas de clases, sino desde cómo las llevamos a lo cotidiano, porque todos hemos crecidos en su sistema patriarcal cuyas prácticas sexistas están instaladas y naturalizadas en todos nuestros espacios que van más allá del Liceo”, explica la Canciller de la Asamblea de Estudiantes LMS y representante de los y las Estudiantes en la UGESEX, Emilia Soto (III°D).

11 días de toma
A tres días de la toma, que se encontraba bajo importantes cuestionamientos de parte de los estamentos de Apoderados/as, Funcionarios/as docentes y no docentes, además de las autoridades liceanas, por la exclusión de los alumnos/as más pequeños/as, la falta de diálogo previo y la poca claridad del “por qué” de la medida de presión; los y las estudiantes movilizados citan a una Asamblea Multiestamental para entregar su declaración y petitorio.

“Las problemáticas que se han presentado en las comunidades y sociedades a nivel mundial durante muchas décadas, hoy también se presentan en nuestra Comunidad manuelsalina”, señalan al comienzo del documento que leyeron a viva voz ante una asamblea con una histórica convocatoria.

“No se ha dado el carácter de urgente, el valor que implican las temáticas de violencia de género y la necesidad de incluir este enfoque en el currículum interno”, recalcaron refiriéndose a las instancias que se han dado en la Comunidad desde el 2011, que calificaron “sólo como un camino para abrir paso a las soluciones”.

Posteriormente leyeron los cinco puntos del petitorio, que abordaban los siguientes ejes: Visibilizar a las disidencias de género y sexual, Capacitación y diagnóstico de género a profesores, funcionarios/as y directivos/as, UGESEX y protocolo, Creación del plan de educación sexual y Plan de educación no sexista reconstruido por toda la comunidad.

“Los principales motivos de la toma, además de unirse al movimiento feminista en Chile, fueron las situaciones de violencia sexista que vivimos en la comunidad, las respuestas insuficientes de Dirección y la falta de acciones concretas”, afirma Amanda Cea, vocera de la Asamblea de Estudiantes LMS y de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES).

Al día siguiente de la asamblea, las autoridades del Liceo se reunieron con las voceras de la toma, Carla San Martín (IV°C) y Antonia Flores (III°D), para entregarles la respuesta al petitorio, el que aprobaron íntegramente además de sumar propuestas.

“Las acciones emprendidas no han sido suficientes”, reconocen en el documento. “Bajo los principios que sustentan el Proyecto Educativo Institucional (PEI), validado con la perspectiva de género, se reconoce la necesidad de reformular las acciones para construir una comunidad respetuosa y dispuesta al encuentro”, continúa.

“Por ello, la urgencia de promover cambios en el quehacer educativo conmina a quienes participamos, desde los distintos estamentos (…) En conformidad a esto, las actuales demandas resultan plausibles y hemos de trabajar para su pronta concreción”, enfatiza la respuesta del Equipo de Gestión.

“Entendemos que implementar educación no sexista en el Liceo es un cambio a largo plazo, que implica ir a la base para cambiar el sistema de dominación patriarcal hegemónico, pero nos urgía como estudiantes tomar una medida drástica que obligue a dar inicio al proceso”, agregó Amanda Cea. “Tras la toma, logramos comprometer a la Comunidad. Más allá de que no estaban de acuerdo con el medio, se pudo ver que todos estábamos de acuerdo con el fin”, concluyó.

Luego de 11 días de la ocupación de las instalaciones manuelsalinas, devolvieron el Liceo bajo compromisos pactados con la institución y los estamentos, que declararon públicamente estar a favor de la demanda.

Para el Presidente de la Asociación de Padres – Madres- y Apoderados/as del LMS (Apalms), William Peters, “esta fuerza transformadora, que está presente en el Manuel de Salas, desencadenó una convergencia social sobre los temas de género”. “Esto nos permite mirar el futuro con optimismo porque no hay vuelta atrás, y el mayor beneficio es que construiremos un regalo para las nuevas generaciones que crecerán en un mundo con menos sesgos”, dijo.

De vuelta a clases
Con el compromiso de la Comunidad de iniciar la migración hacia una educación no sexista y con enfoque de género en el Liceo Experimental Manuel de Salas, se regresó a clases sumando a la planificación talleres, foros, asambleas de estudiantes y jornadas diarias de reflexión en todos los niveles.

En paralelo, la Directora (s) citó a representantes de todos los estamentos para comenzar a diseñar la metodología de trabajo, configurando un equipo compuesto por la Asamblea de Estudiantes, Apalms, Consejeros/as de Funcionarios docentes y no docentes, miembros de la Comisión Multiestamental, además del Equipo Directivo.

Tras dos reuniones se determinó que se llamaría a la configuración de seis mesas de trabajo para abordar cada uno de los cinco temas del petitorio, además de una para discutir las modificaciones que se deben hacer en el Reglamento Orgánico.

El 27 de junio a las 19:00 horas, se desarrolló la primera Asamblea Multiestamental para constituir los equipos. Menos de 50 miembros de la Comunidad asistieron, sin embargo el trabajo se puso en marcha con la misión inicial de diseñar el esquema de funcionamiento interno y objetivos de cada Mesa de Trabajo, además de establecer el plan de acción e implementación en concordancia con el PEI.

Respecto de la participación, Emilia Soto, explica que hay grupos que no se interesan por estas temáticas y otro que solo se involucran en las épocas de coyuntura. “Tenemos que entender que todos/as hemos crecido perpetuando un modelo patriarcal y que a través de este proceso de reeducación debemos reconstruir nuestras prácticas”, dijo.

En esa línea, el Presidente de Apalms afirma que las familias deben ser protagonistas del proceso. “Debemos desafiarnos a estar presentes en esta transformación y darnos cuenta que podemos ser protagonistas. La Comunidad educativa espera mucho de nuestra participación para demostrarles a nuestras hijas e hijos, que les estamos acompañando en su desarrollo como personas”, dijo.

La Directora (s), señaló que se espera que todos y todas cumplamos con la convicción que hicimos propia al aprobar nuestro PEI, documento que estipula que “las comunidades son las que educan y que todos y todas las integrantes de esta familia liceana son agentes conscientes y participativos de los procesos”.

“Que el interés no se diluya. Tenemos un desafío que, al lograrlo, será un hito en la historia de la educación chilena. Nadie se puede restar, porque todos y todas somos fundamentales para que hagamos realidad este sueño, que nace desde el rechazo a las injusticias y se desarrolla desde el profundo amor y respeto por las personas”, dijo la Directora (s) que lleva más de 30 años siendo parte del LMS.

“Desde mi ser más íntimo, desde mi ser mujer, les invito a que se sumen al desafío y honremos la decisión que tomamos al ingresar al Manuel de Salas, que precisamente este mes cumple 86 años de historia”, concluyó.


*Proyecto Educativo Institucional del Liceo Manuel de Salas. Construido de forma Comunitaria y ratificado por todos los estamentos, con un 76% de los votos en un referéndum, realizado entre el 11 y el 15 de diciembre 2017.